Terapia sexual


Las inhibiciones sexuales constituyen el ámbito de intervención más importante de la ciencia del sexo aunque no el único: como disciplina cumple también con una misión fundamental: la prevención y promoción en salud sexual.

El aumento del conocimiento sobre la sexualidad humana se ha traducido en diversos enfoques para su tratamiento, sin dejar nunca de considerar que las inhibiciones son el resultado de una prohibición inconsciente.

El poder disfrutar de una sexualidad libre sin problemas es uno de los objetivos más deseados por la mayor parte de las personas, y cuando la sexualidad se convierte en un problema acaba afectando su calidad de vida, de la pareja y los vínculos laborales y sociales.

La terapia sexual tiene como finalidad resolver los problemas relacionados en particular con el ciclo de la respuesta sexual, con el dolor asociado a la actividad sexual y los problemas que en la pareja generan ciertos síntomas en el área de la sexualidad.

Nos ecargamos de atender cualquier problemática sexual masculina y femenina, tanto si es en forma individual como en pareja.

Los problemas o síntomas sexuales más comunes se engloban dentro de lo que se conoce como inhibiciones sexuales:

  • Problemas de eyaculación: Eyaculación rápida o precoz, eyaculación retardada, aneyaculación (ausencia de eyaculación)
  • Problemas de erección: Disfunción eréctil.
  • Dificultad para conseguir el orgasmo: anorgasmia en el hombre y en la mujer
  • Problemas de bajo deseo sexual: Deseo sexual hipoactivo en el hombre y en la mujer
  • Problemas de fobia sexual o aversión al sexo
  • Problemas relacionados con el dolor: Vaginismo, dispareunia

Es importante destacar que la gran mayoría de las inhibiciones sexuales son de naturaleza multicausal, es decir, no responden a una causa única y definida, sino que se deben a una cierta variedad de aspectos relacionados con la educación recibida más o menos restrictiva, la presión religiosa, el contexto social normativo en el cual se vive, el mayor o menor grado de experiencias sexuales, el momento del ciclo vital en que se está, la edad, las condiciones físicas de salud, la mejor o peor relación de pareja y un largo etcétera.

Desde Freud hasta hoy, tanto en el área de la psicología, la sexología y el psicoanálisis han aportado una gran cantidad de técnicas y estrategias terapéuticas que permiten abordar con alta probabilidad de éxito la mayoría de las problemáticas vinculadas a la sexualidad.